Autoridades iraníes informaron que más de 700 personas perdieron la vida por intoxicación en su país tras tomar metanol.

Esto, debido a la falsa creencia de que el metano cura la enfermedad COVID-19, que los llevó a tomar este químico.

 

Te puede interesar: ¡No ingieras desinfectante!

 

La cifra supera las anteriores declaraciones del Ministerio de Salud iraní, de 500 personas.

Pero esto es porque “unas 200 personas han muerto afuera de los hospitales”, declaró un asesor de dicha oficina.

¿Medidas desesperadas?

De acuerdo con el vocero del Ministerio de Salud, Kianoush Jahanpour, las muertes se han dado desde el 20 de febrero, debido a los casos de COVID-19.

Los fallecimientos se dieron entre el 20 de febrero y el 7 de abril, de acuerdo con una televisora estatal.

Esto se da porque en Irán se enfrenta uno de los peores brotes de COVID-19, con más de 91,000 casos positivos y más de 5,800 muertes.

Dicha situación puede ser a causante de que unas 5,011 personas se hayan intoxicado con alcohol etanol y que alrededor de 100 hayan perdido la vista o presentan daños oculares.

Impactos negativos del metanol

 

Uno de los problemas de este tipo de alcohol es que no puede olerse ni degustarse en las bebidas.

De esta forma, alguien puede consumirlo mezclado con otras bebidas sin saberlo.

Pero, a diferencia del etanol, que se utiliza para curar heridas, el consumo de metanol causa:

  • Daño demorado cerebral.
  • Daño demorado en órganos.
  • Dolor de pecho.
  • Hiperventilación.
  • Náuseas.
  • Ceguera.
  • Estado de coma.

Te puede interesar: Bolivianos buscan cura al COVID-19 en medicina tradicional

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)