Unos 44 migrantes que llegaron a Guatemala a principios de semana, deportados desde Estados Unidos, dieron positivo a COVID-19.

El vuelo en el que llegaron contaba con 76 personas, y fue el segundo de dos autorizados para aterrizar en el país.

El primero traía a 106 guatemaltecos de regreso a su país.

 

Te puede interesar: Perú realiza miles de pruebas de COVID-19 ¡a domicilio!

 

¿Cómo estuvo lo de la suspensión de vuelos?

Esto se da en un momento en el que las autoridades guatemaltecas habían suspendido vuelos de otros países, situación que arrancó a principios de Semana Santa.

Pero, a principios de semana autorizaron la llegada de dos vuelos con deportados, ambos provenientes de Texas.

La información fue compartida con un oficial de gobierno, que pidió anonimato porque no estaba autorizado a compartir la información.

 

Nuevas medidas

Así, los vuelos de deportados volverán a suspenderse, confirmó el ministro de Relaciones Exteriores guatemalteco, Pedro Brolo.

Así, funcionarios comentaron que el gobierno de Guatemala trabaja de forma conjunta con autoridades de EUA para revalidar el estatus de salud de los guatemaltecos retornados.

 

Te puede interesar: Probará China vacunas experimentales contra COVID-19 en humanos

 

Así, los migrantes (tanto positivos como negativos) volverán a pasar por la prueba, pero por parte del Centro de Control de Infecciones de Estados Unidos.

 

La respuesta de EUA

Tras el anuncio, ICE anunció que volverán a realizar pruebas a las personas que tienen bajo su cuidado y que pondrá en cuarentena a cualquiera que presente síntomas de COVID-19.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)