Hace muchos millones de años, cuando gran parte de nuestro continente se encontraba bajo el agua, el norte de México le pertenecía a una enorme bestia que aterrorizaba los mares.

Se trataba de una enorme criatura que vivió hace cientos de miles de años y recibió el nombre del “Monstruo de Aramberri”.

 

Te puede interesar: Descubre las leyendas que dieron origen al camote poblano

 

¿Qué es el Monstruo de Aramberri?

 

Aunque su género y especie no está determinado al 100%, se dice que es parte de los pliosauridos.

Estos pertenecen a la familia de los plesiosaurios, pero se diferencian de estos últimos porque tienen en cuello corto y la cabeza más grande.

Además, tienen aletas tipo remo y poderosas mandíbulas, con dientes grandes y afilados.

 

En cuanto al Monstruo de Aramberri, se cree que tuvo un tamaño estimado que va de los 14 a los 18 metros de largo.

Y pesaba unas 30 toneladas.

Esta criatura vivió hace unos 150 o 155 millones de años, en el Jurásico superior.

Fue un feroz depredador, que aterrorizaba a las criaturas marinas en su época.

 

Asombroso descubrimiento

 

Aunque el Monstruo de Aramberri salió a principios de este milenio, fue descubierto varias décadas antes.

De hecho, fue en 1984 cuando sus restos fósiles fueron hallados, en Aramberri, Nuevo León, México.

Fue un estudiante de la UANL el que dio con sus restos cuando realizaba un mapeo geológico en la formación de La Casita, en Aramberri.

Al principio se creía que los huesos correspondían a un dinosaurio, antes de darse cuenta que era una criatura marina.

 

El anuncio, 20 años después

 

No fue sino hasta el año 2001 cuando comenzaron a evaluar la zona, así como a recolectar los fragmentos.

Y, un año más tarde, en 2002, se hacía el anuncio del descubrimiento a todo el mundo, así como los trabajos de excavación.

 

Te puede interesar: Descubre el pueblo mexicano donde nació la tatuadora Kat Von D

 

Para el 2003, el material recolectado fue enviado a Alemania para su estudio, para después regresar a México.

Para los que quieren ver la magnitud de este monstruo, en Monterrey, Nuevo León, existe una réplica “tamaño real” de dicho animal.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)