Llama Iván Duque a no "propiciar la lucha de clases"

El presidente de Colombia, Iván Duque, llamó este lunes a superar las tentaciones populistas de propiciar la lucha de clases en Colombia y de enfrentar a trabajadores con empleadores.

Esa situación “lo único que hace es sembrar fracturas”, aseguró durante la firma de 10 pactos por el crecimiento económico y la generación de empleo y en referencia a las movilizaciones sociales que desde noviembre de 2019 le exigen al presidente echar atrás sus reformas laboral, tributaria y de pensiones.

El Comité Nacional del Paro, que organiza las movilizaciones contra las políticas de Duque, está integrado por trabajadores, estudiantes, intelectuales, legisladores, activistas, defensores del territorio, líderes sociales, trabajadores de la salud, artistas, entre otros grupos.

“Nosotros lo que estamos haciendo hoy es unirnos con el propósito de llevarles bienestar a aquellos que están en las calles, (el reto es que) superemos las grandes diferencias innecesarias en Colombia, que superemos esa absurda división entre amigos y enemigos de la paz”, sostuvo el mandatario en el Teatro Colón.

Duque se reunió con representantes de 65 gremios de la producción nacional y aseguró que la paz se construye con empleo, inversión y desarrollo.

Además, aseguró que en democracia la protesta social es un derecho que se ejerce de forma pacífica y ordenada, por lo que ninguna forma de afectar los derechos de los demás puede ser una forma válida de expresión política.

Sobre la Conversación Nacional, que su gobierno organiza desde hace semanas para recoger las demandas de los distintos sectores sociales, aseguró que se ha abierto para escuchar a todos los colombianos.

“Los que protestan y los que no lo hacen, los que se expresan en las urnas, los que están en las oficinas, los que están trabajando en las fábricas, los que quieren mejorar distintos sectores de la sociedad, los que claman por corregir errores históricos, todos debemos entrar en la Conversación, en una conversación positiva, propositiva”, declaró Duque.

“En una democracia el gobierno no se puede sentar en la condición de antagonista de nadie, todo lo contrario, tiene que ser receptivo y permitirles a los ciudadanos enriquecer la labor del gobierno, esa conversación tiene que servir para que los empresarios escuchen a los trabajadores y viceversa”, añadió el presidente.

Sin embargo, la Conversación Nacional ha sido rechazada por sectores que organizan las movilizaciones, como la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), quienes además exigen que el presidente Duque se siente a negociar directamente con el Comité Nacional de Paro.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)