A pocos días de que inicie el nuevo año escolar, y tras los tiroteos registrados en El Paso Texas, y Dayton, Ohio, las ventas de mochilas a prueba de balas registraron un alza de hasta un 300%, esto de acuerdo a información compañías como Guard Dog, Bullet Blocker y TuffyPacks.

Algunas empresas emprendieron la idea de crear mochilas antibalas para proteger a miles de jóvenes y niños que regresan a la escuela, están diseñadas para servir como escudo en caso de que los estudiantes queden atrapados en medio de un tiroteo.

En internet y en tiendas, las mochilas tienen un valor que va desde los 99 hasta los 400 dólares, por ejemplo, las mochilas “ProShield Scout” de Guard Dog Security se ofertan justo en la temporada de regreso a clases en las tiendas de Estados Unidos y en su sitio web.

La demanda de mochilas antibalas aumentó después del tiroteo en una escuela secundaria en Parkland, Florida, en febrero de 2018, cuando Nicolas Cruz mató a 17 personas con un rifle de asalto. Empresas como ArmorMe, una compañía de defensa personal dirigida por un ex comando israelí, Gabi Siboni, comenzó a vender una mochila a prueba de balas que puede desplegarse en una cubierta más grande.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)