Este lunes, el abogado Gabriel Pallarés presentó ante el Ministerio Público una demanda penal en contra de la magistrada de la Corte de Constitucionalidad, Gloria Porras, por los delitos de abuso de autoridad, violación a la Constitución, incumplimiento de deberes y resoluciones violatorias a la Constitución.

A decir del abogado Pallarés, la exjefa de la Policía Nacional Civil en tiempos de la UNE, Marlene Blanco Lapola, fue acusada de ejecución extrajudicial, pero la jueza Carol Patricia Flores, del Juzgado A de Mayor Riesgo, le concedió una medida sustitutiva ilegal ya que por estos delitos no se pueden conceder medidas sustitutivas. Esta jueza fue acusada posteriormente por la CICIG de enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias.

El caso fue apelado por la CICIG a la Corte Suprema y ésta concedió el amparo a la CICIG, dándole la razón en cuanto a que ella debía permanecer en prisión mientras estuviera el juicio. La ex policía apeló a la Corte de Constitucionalidad y desde ese momento, la magistrada Gloria Porras la mantuvo en la calle mediante una serie de tácticas dilatorias por más de dos años y medio. Todo esto consta con documentación fehaciente. Señala el abogado Pallarés.

“He litigado en muchos casos, pero este me parece a mí como la peor demostración de parcialidad y tráfico de influencias de una magistrada. Es inconcebible que a pesar de que los magistrados Héctor Hugo Pérez Aguilera, Roberto Molina Barreto, Carmen María Gutiérrez de Colmenares y Juan Carlos Medina Salas, ratificaron la misma sentencia de la Corte Suprema de Justicia, en el sentido que no procedía la medida para el delito de ejecución extrajudicial, la magistrada llegó al extremo de falsificar el acta de esa sesión del día 30/3/16 omitiendo los comentarios y votos de los magistrados que votaron.

Y no solo eso, –continua Pallarés- la magistrada Porras falsificó fraudulentamente la transcripción de los audios. En el Expediente 1113-2015 se evidencia que la transcripción ordenada por la magistrada Porras no coincide con el audio de la sesión.

Todo este andamiaje se ha venido dando desde que la Magistrada Gloria Porras fue nombrada, con el apoyo de Sandra Torres y Álvaro Colom. Su vinculación se mantiene vigente y está tratando de sacar a todos los candidatos que le hacen sombra a Torres.

“Ella no debería intervenir en procesos en donde evidencia conflicto de interés. Ahora se puede comprender en toda su dimensión lo que ha venido pasando en la Corte de Constitucionalidad. Yo como abogado, pero ante todo como ciudadano, hago mía la causa de la justicia para librarnos de magistrados que responden a agendas espurias”, puntualizó Pallarés.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)