Tal como se había pronosticado, desde anoche la costa sureste Estados Unidos comenzó a sufrir los estragos del huracán “Florence”.

Actualmente se encuentra en categoría 1 y su ojo ya entró en territorio de Carolina del Norte.

A pesar de que bajó su intensidad, el poderío de este huracán es enorme al mantener vientos sostenidos de hasta 144 kilómetros por hora, además ha provocado un oleaje de marea mayor a los 3 metros, lo cual sumado a las lluvias dejó inundaciones severas.

Las afectaciones originadas por este fenómeno meteorológico son mayores, puesto que hay personas atrapadas en sus casas y se reportan 437 mil personas sin energía eléctrica.

Los vientos huracanados provocaron la caída de estructuras y pequeños incendios por el estallido de transformadores eléctricos.

Se espera que los efectos de “Florence” se prolonguen por espacio de 4 días más, lo que indica que los daños a la zona de Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia sean mayúsculos.

Los cuerpos de rescate, militares y policías se encuentran realizando operativos para atender a la población afectada.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)