López Obrador y Javier Jiménez Espriú, presentaron el dictamen técnico sobre el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

En conferencia de prensa desde la Ciudad de México, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, presentó el informe técnico sobre el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), mismo que está constituido por dos propuestas.   

Acompañado por el ingeniero Javier Jiménez Espriú, nominado para ocupar la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, López Obrador anunció que ambas propuestas serán sometidas a la opinión ciudadana a través de una consulta nacional vinculatoria que se llevará a cabo en la última semana de octubre próximo, por lo que llamó a la participación de los ciudadanos en este ejercicio democrático.

Asimismo destacó que la consulta será el instrumento que ayudará a decidir el futuro del aeropuerto, que se hará lo que decida la mayoría y lo que resulte mejor para México y el interés nacional.

También indicó que los documentos que forman parte del dictamen serán públicos y que ya están disponibles en la página de internet lopezobrador.org.mx.  

Por su parte, Jiménez Espriú leyó el dictamen técnico sobre la viabilidad del proyecto del NAIM, detalló que hay 2 opciones: la primera de ellas es continuar la construcción del aeropuerto en Texcoco -el NAIM-, y la segunda contempla detener esta obra y construir dos pistas en el aeropuerto de la base militar de Santa Lucía.

Detalló que la primera opción tiene 7 ventajas: cercanía a la CDMX, el Gobierno ya cuenta con el terreno, ya existe el proyecto, hay un avance global del 31% en la obra, se cuentan con financiamiento para el 75% de la inversión, a largo lejano plazo tendría mayor capacidad y se crearía un hub internacional.

También habló de los inconvenientes, que suman al menos 7: mayor costo de construcción (se elevó de 169 mil mdp a 300 mil mdp), altos costos de mantenimiento, retraso de al menos 4 años en la construcción de la obra, mayor riesgo en inicio de operaciones, cierre del AICM y del aeropuerto en la Base Aérea Militar de Santa Lucía (por razones de aeronáutica), incrementos en tarifas aeroportuarias y en precios del pasaje, transformación del lago Nabor Carrillo y los efectos medioambientales.

Espriú apuntó que el gran desafío de la segunda opción, con base a información de la Agencia de viajes en Cuernavaca Morelos (Mitre), es que no es viable la operación simultánea del AICM y Santa Lucía, hipótesis que contrasta con la de los técnicos contratados por Morena, quienes afirman que sí es viable y que para confirmar esta tesis será necesario un estudio profundo, realizado por otra agencia internacional, el cual estiman tendría un costo de entre 150 y 200 millones de pesos.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)