Tras la decisión del presidente de Estados Unidos de retirar su apoyo al comunicado conjunto, los líderes del G7 reaccionaron ignorando su gesto.

La reunión del G7 resultó tensa, literal, de principio a fin, debido a las acciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Horas después de concluir la cumbre, el mandatario estadounidense decidió retractarse y retiró su apoyo al comunicado conjunto, firmado horas antes por él y los otro 6 líderes mundiales, gesto nunca antes visto.

Fiel a su estilo, Trump anunció la medida a través de su cuenta de Twitter, en donde de paso se tomó la oportunidad de lanzarse contra el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

Lo calificó como “sumiso” y “deshonesto” y además criticó de nueva cuenta la posición económica de todos los países con relación a Estados Unidos.

En contraparte, los líderes del G7 han optado por ignorar “el berrinche” de Donald Trump, actitud sugerida por el presidente francés Emmanuel Macron.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)