La violencia sigue presente en la zona sur de Nuevo León y es Linares bajo la administración de Fernando Adame, uno de los municipios que viven una ola de inseguridad.

De acuerdo con cifras de la Procuraduría estatal, en el actual gobierno los homicidios se dispararon en un 50 por ciento, mientras que los robos en cuatro modalidades tuvieron una creciente del 187.87 por ciento.

El municipio se ha convertido en nido de delincuentes bajo la falta de una estrategia eficaz por parte de la administración que encabeza Fernando Adame.

Prueba de ello es que a comienzos del mes de abril, fue detenido un líder de una organización criminal que opera en la zona.

Los robos a negocios han sido un dolor de cabeza, pues desde el comienzo de este 2018, varios establecimientos han sido víctimas de los delincuentes.

En enero fue asaltada una florería ubicada en la cabecera municipal donde el responsable amagó a los propietarios para llevarse dinero en efectivo.

Las cifras de la Procuraduría señalan que al 2017 se registró un incremento del 187.87 por ciento en los robos, como casa habitación, negocio, transeúnte y vehículo.

Desde el primer año de Fernando Adame al frente de Linares, los delitos llegaron hasta 66, pero al segundo repuntaron para alcanzar 190.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)