El candidato del PRI para la Presidencial Municipal de Huixquilucan, Arturo Martínez, cuenta con un historial de denuncias penales a consecuencia de su desempeño como alcalde interino de Texcoco.

El priista, junto a otros dos exmunícipes, Amado Acosta García y Gustavo Ávila Ordóñez, fueron relacionados con el desvío de unos 400 millones de pesos del Ayuntamiento texcocano entre el 2009 y el 2012.

La denuncia fue interpuesta ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) por Delfina Gómez en el 2013, cuando fungía como alcaldesa del mencionado municipio.

Además del presunto desfalco, Gómez señaló que su administración encontró otras anomalías entre las que destacó el gasto de 72 millones de pesos en obra pública construida a “vapor”, y cuyos costos fueron “inflados”.

Entre tanto, Arturo Martínez también fue señalado por su labor como presidente del Sistema de Agua local.

En las funciones del abanderado tricolor fueron halladas 30 mil tomas de agua que operaban de manera irregular, lo que representaba el rezago de hasta el 40 por ciento en el cobro del servicio, sin que Martínez hiciera algo al respecto.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)