Un momento crítico vive la relación diplomática entre Venezuela y Panamá, ya que este jueves el Gobierno panameño decidió retirar a su embajador en Venezuela, Miguel Mejía, y solicitó a Venezuela a hacer lo propio con el suyo en Panamá, Jorge Durán.

La raíz del conflicto data de la semana pasada, cuando Panamá anunció que Nicolás Maduro y otros políticos venezolanos serían incluidos en una lista de personas de alto riesgo de cometer actos de lavado de dinero.

Por ello recomendó a los bancos nacionales supervisar de manera detallada transacciones realizadas por esas figuras.

Esto originó que el Gobierno venezolano ordenara la cancelación por 90 días de toda actividad comercial con empresas y altos funcionarios panameños, entre ellos Juan Carlos Varela, presidente de Panamá.

«No hemos escuchado el rompimiento de relaciones, sino unas sanciones supuestas, una cantinflada y el gobierno de Panamá va a responder con toda la energía del caso», declaró Varela al momento de anunciar la medida diplomática.

Por su parte, el régimen de Maduro se limitó a declarar que la suspensión de actividades con entidades y funcionarios panameños se dio como un mecanismo de protección del sistema financiero nacional.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)