Los familiares de los tripulantes del submarino argentino perdido han sufrido un duro golpe: el Gobierno de Rusia decidió concluir su apoyo en la búsqueda del navío.

A más de cuatro meses de la desaparición, Argentina se quedó sin apoyo internacional y continuará en solitario las labores de localización del ARA San Juan.

«Finalizó la colaboración internacional de la Federación de Rusia y el (buque argentino) Islas Malvinas quedará a cargo de la búsqueda”, informó Enrique Balbi, portavoz de la Armada.

La retirada de Rusia es una baja sensible en las actividades de búsqueda, puesto que el buque ruso que colaboraba cuenta con tecnología de punta para este tipo de maniobras.

Entre este equipo tecnológico destacan vehículos operados de manera remota, los cuales podían sumergirse a muy baja profundidad para visualizar objetos.

Las autoridades argentinas continúan sin ningún indicio sobre la localización del submarino ni sobre qué fue lo que provocó su extravío.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)