Durante la serie de manifestaciones contra el régimen de Maduro realizadas en 2017, hubo una figura que se volvió un verdadero símbolo de unidad y resistencia: el violinista Wuilly Arteaga.

Con su violín amenizó las protestas, hasta que un día fue detenido por las fuerzas del estado venezolano.

Luego de un infernal arresto, torturas y golpes fue liberado y por un tiempo continuó asistiendo a las movilizaciones, hasta que estas dejaron de realizarse

Muchos se preguntaban qué había sido de Wuilly, hasta que salió a la luz cuál fue el destino que tuvo.

El violinista de 24 años de edad vive ahora en Nueva York. En septiembre del año pasado fue invitado por la organización Human Rights Foundation a esa ciudad estadounidense, para que tocara su instrumento y hablara sobre la problemática que se vive en Venezuela.

Tras varias amenazas en su contra, el Wuilly decidió quedarse en Estados Unidos y se mantiene tocando el violín en el metro neoyorkino, y ya planea tomar clases de inglés y pedir una visa especial para artistas.

El músico no se olvida de Venezuela, a donde le gustaría regresar algún día, aunque por el momento no es lo más recomendable, al continuar la represión en su país.

“El hecho de que ya sólo por tocar el violín en contra del gobierno haya sido lastimado tanto, haya sido torturado, haya sido llevado a la cárcel, ya eso para mí es una experiencia que no quisiera que se repita”, señaló el violinista al respecto.

“El estar aquí, el sentirme seguro, aumenta mi temor a regresar a Venezuela”, agregó Wuilly.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)