Un tétrico crimen fue dado a conocer ayer por autoridades de Venezuela: se trata del caso del «artista antropófago».

En efecto, se trata de un sujeto que confesó haberle dado muerte a un hombre, al cual descuartizó, comió algunas partes de su cuerpo y algunas las quemó, para usar su sangre y ceniza para elaborar pinturas.

Este crimen fue dado a conocer por Douglas Rico, director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de Venezuela (Cicpc).

El protagonista de este caso es Luis Alfredo González Hernández, quien fue detenido por elementos de la Cicpc en una finca de la localidad de San José de Barlovento.

La ubicación y detención del «artista antropófago» se dieron gracias a una denuncia de desaparición del dueño de la finca en cuestión, quien todo parece indicar sea la víctima de este terrorífico hecho.

Tras su detención, González Hernández confesó el crimen y dio detalles del delito, uno de ellos, el más enigmático y que la Policía busca confirmar, es que fue la propia víctima quien lo contrato para cometer contra su persona estos aberrantes hechos.

El detenido relató que «(me contrato) para servicio funerario, el cuál consistía en darle muerte, comer parte del mismo y con su sangre y cenizas hacer pinturas en lienzo».

Las autoridades encontraron en el lugar identificaciones de varias personas que no habitan ahí y que no han sido localizados, por lo que no se cierra la posibilidad de que existan otras víctimas del «artista antropófago».

Por lo pronto continúa el análisis de las pinturas encontradas en el lugar, para determinar si, en efecto, contienen restos biológicos.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)