Hace unos momentos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la imposición de aranceles a las importaciones de acero y aluminio.

Tal y como lo había dejado entrever desde hace varios días, el mandatario decretó la medida, argumentando que con este medida se defenderá al sector industrial estadounidense.

Las tarifas arancelarias serán del 25 por ciento para el acero y del 10 por ciento para el aluminio.

Durante su mensaje, Trump detalló que México y Canadá quedarán exentos de esta medida temporalmente, mientras continúan con el proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Si la renovación del TLCAN fracasa, se aplicarán los aranceles también a México y Canadá.

El mandatario agregó que tratarán de tener cierta flexibilidad en cuanto a los porcentajes con países considerados como aliados.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)