Ayer se dieron varias manifestaciones en Brasil por el asesinato de Marielle Franco, dirigente del Partido Socialismo y Libertad (PSOL).

Miles de personas tomar las calles de Brasil para despedir a la política de 38 años de edad, quien fue una férrea defensora de los derechos de las mujeres, de la comunidad negra, de los habitantes de las favelas y de la conunidad LGBT.

La figura de Franco era tan importante que la noticia de su muerte se hizo tendencia en Twitter y muchas figuras de la política mundial, incluso la ONU, se pronunciaron contra su asesinato.

Mientras se realizaba el funeral de Mariella Franco, varias personas protestaron contra la Policía Militar, señalada de cometer varios abusos contra la comunidad, en específico, contra las personas de las favelas.

Estos abusos, señalan algunos ciudadanos, se han acrecentado tras la militarización en Rio de Janeiro ordenada por el presidente Michel Temer.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)