Rick Scott, gobernador de Florida, estudia la normativa aprobada por la dos cámaras de representantes del estado, ley que se deriva luega de la masacre ocurrida en una institución de esa entidad donde fallecieron 17 personas.

El gobernador explicó que él no está muy conforme con el texto, además agregó que esta normativa no se apega a las solicitudes que hicieron los representantes de las víctimas de la masacre.

Del mismo modo anunció que los sindicatos de maestros  y la Asociación Nacional del rifle no están de acuerdo con la promulgación de esta legislación, a su vez que la mayoría de padres y representantes de las víctimas exigieron celeridad al Scott para que se ejecute de inmediato dicha ley.

Esta proyecto de ley permitirá que empleados escolares, debidamente entrenados por la policía y con la autorización del distrito escolar, porten armas ocultas, al tiempo que establecería programas de salud mental, así como también la creación de una línea anónima de denuncias.

El Gobernador tiene planificado reunirse en los próximos días analizar bien esta ley y sus alcances así como también reunirse con los familiares de las víctimas para tomar en cuenta su opinión para la promulgación de una ley sea el punto final para estas escenas antisociales.

Por su parte el un grupo de maestros exigieron que esta ley sea modificada, eliminado la parte en la que los empleados escolares porten armas ocultas, explicando que es mejor que las armas dentro de las escuelas estén en manos de policías debidamente entrenados.

Scott tiene un período de 15 días para tomar una decisión en torno a esta ley, él puede aprobar, vetar o dejar que se convierta en una ley sin su firma, al parecer el gobernante de Florida no está muy de acuerdo con el hecho de que los empleados escolares porten armas.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)