Una terrible tragedia ocurrió hace unas horas en el Centro de Diagnóstico y Rehabilitación Juvenil de Trujillo, Perú, luego de que una riña entre grupos de reclusos desencadenara un incendio.

En total murieron cinco internos y resultaron 29 más lesionados.

Al principio se dijo que el incendio se había originado por un intento de motín, pero después se confirmó que se había tratado de una riña entre grupos rivales.

«Los miembros de estos grupos se expresan dentro del establecimiento juvenil. Lamentablemente a la hora del almuerzo se han enfrentado estos grupos y uno de ellos ha puesto colchones para poder quemar a los otros. Cuando nuestro personal ha reaccionado con los extintores y el agua ya no se pudo controlar», informó Julio Magán, gerente de centros juveniles del Poder Judicial.

Uno de los factores que contribuyeron al disturbio carcelario es el hacinamiento, pues a pesar que el centro de detención tiene capacidad para 80 jóvenes al momento se encuentran internados 179.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)