El Gobierno colombiano ha emprendido un plan para hacerle frente a la masiva migración de venezolanos, quienes huyen de su país por la profunda crisis en la que se encuentra.

Este plan implica una serie de medidas migratorias con las que se buscan elevar los controles.

Entre las medidas establecidas están la obligación de sellar el pasaporte; ya no se van a expedir más Tarjetas de Movilidad Fronteriza, y la creación de un grupo especial que tendrá responsabilidades como garantizar el orden y el respeto respeto en vía pública.

Además de lo anterior, el presidente Juan Manuel Santos confirmó que realizarán un censo o registro de ciudadanos venezolanos en territorio colombiano para cumplir con el compromiso de ayudarlos.

Lo anterior, después de la llegada de cientos de miles de personas que huyen de la crisis económica, por lo cual se reiteró el compromiso de ayudar a los ciudadanos del vecino país que ya están en tierra colombiana.

Además, el gobierno de Colombia en coordinación con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) establecerán un centro atención a migrantes, en donde se le podrá dar ayuda humanitaria hasta a 2 mil personas.

Sobre el conflicto social que esto pudiese generar, el presidente Santos le pidió a los colombianos que se evite «la xenofobia, las actitudes hostiles contra los venezolanos, es muy fácil manipular el dolor de la gente, por eso les pido a los candidatos que en este momento están en campaña que no usen la situación para exacerbar el miedo con fines electorales.

Colombia nunca había vivido una situación como la que tenemos hoy, estamos aprendiendo a afrontar una situación que nunca habíamos vivido», agregó el mandatario.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)