El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha vuelto a causar revuelo por declaraciones polémicas.

En este ocasión el mandatario asiático generó controversia por un discurso que dio el pasado 7 de febrero, pero que hasta apenas ahora se divulgó, en el cual ordena al ejército filipino disparar a la mujeres terroristas en la vagina, refiriéndose a las integrantes del grupo guerrillero Nuevo Ejército del Pueblo.

«Díganle a los soldados: hay una nueva orden. No te mataremos. Te dispararemos en la vagina», fue la amenazante frase que lanzó Duterte, agregando que «sin vagina, serían inútiles».

Estas declaraciones le están dando la vuelta al mundo y han sido merecedoras de muestras de rechazo, al ser catalogadas como misóginas por varias organizaciones, entre las que se encuentra Human Rights Watch (HRW).

Este organismo internacional expresó través de un comunicado que Duterte «está incitando a las fuerzas estatales a cometer actos de violencia sexual durante los conflictos armados, lo que constituye una violación del derecho humanitario internacional».

La organización feminista filipina Gabriela aseguró, en un comunicado, que Duterte «fomenta abiertamente la violencia contra las mujeres, contribuye a su impunidad y se confirma como el macho fascista más peligroso en el Gobierno en este momento».

El mandatario filipino se ha visto envuelto en varios escándalos por sus declaraciones cargadas de contenido sexista y misógino.

El último de estos episodios se dio hace poco, cuando declaró que estaba dispuesto a dar «42 vírgenes» a cada turista que visitara su país.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)