Una tragedia ha enlutado a la zona de Aragua, Venezuela, ya que seis niños de diversas edades murieron en desde el domingo hasta hoy por causa del consumo de yuca amarga, la cual consiguieron en vertedero de basura.

Esta situación se originó por causa de la crisis económica que se vive en ese país, manifestada por la hiperinflación que prevalece, denunció la legisladora opositora Karin Salanova.

La yuca amarga no es apta para consumo humano, pero se confunde con la yuca tradicional, un alimento que se ha vuelto indispensable para la alimentación de los venezolanos puesto que es el fruto más barato en el mercado.

«¿Cuántos inocentes tienen que morir por la intoxicación con la yuca amarga?», cuestionó Salanova, quien exigió a la Fiscalía que realice la investigación correspondiente y a las autoridades de Salud que tomen las medidas correspondientes en materia sanitaria para evitar más casos de de intoxicación.

Este caso vuelve a resaltar la crisis alimentaria que se vive en Venezuela.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)