Ante la cercanía de las elecciones en Brasil, las preferencias populares comienzan a tomar forma y el expresidente, Luiz Inacio Lula da Silva, se mantiene a la cabeza en las encuestas.

Parece ser que la ratificación de la sentencia y la ampliación de la condena a 12 años por corrupción no le provocó pérdida de popularidad.

Lula no solo lleva ventaja, sino que esta ventaja es amplia. La encuesta Datafolha le da al exmandatario una intención de voto de entre el 34 y 37 por ciento en la primera vuelta.

En segundo lugar se ubica Jair Bolsonaro, quien obtendría entre el 16 y 18 por ciento.

Ya en la segunda vuelta, Da Silva lograría un apabullante 49 por ciento, mientras que Bolsonaro lograría un 32 por ciento.

A pesar de las altas posibilidades de que Lula gane el proceso electoral, también son altas las posibilidades de que sea ingresado en prisión y quede inhabilitado para ocupar cargos públicos.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)