Fue desmantelada una banda internacional de narcotraficantes que pretendió usar a la Embajada de Rusia en Argentina para trasladar droga a Europa, informó este día Patricia Bullrich, ministra argentina de Seguridad.

El caso inició el 13 diciembre de 2016, ya que ese día fueron encontradas en la Embajada rusa 16 maletas que contenían 389 kilogramos de cocaína, hecho que hasta hoy trascendió ya que la investigación se llevó en completo sigilo.

Fue el mismo embajador ruso quien pidió el apoyo del gobierno argentino, ya que esas maletas eran sospechosas.

“Es una de las operaciones más compleja, extravagante y profesional que ha tenido Argentina en temas de narcotráfico”, dijo Bullrich.

Las autoridades montaron ese mismo día un operativo, consistente en sustituir los paquetes de droga con paquetes de harina, instalando además un sistema de monitoreo para capturar a los responsables, quienes pretendía utilizar el correo diplomático de la embajada.

El caso avanzó hasta el 9 de diciembre de 2017, cuando se realizó una entrega vigilada. Las autoridades de Argentina y Rusia siguieron el cargamento, el cual fue enviado como valija diplomática en una aeronave del Servicio Federal de Seguridad Rusa.

Fueron detenidos un policía de Buenos Aires, de origen ruso pero nacionalizado argentino, además de un exfuncionario ruso retirado.

Además fueron detenidas tres personas más en Argentina.

El cargamento, detalló la ministra, está valuado en 61.5 millones de euros.

Aún falta por ser detenido el jefe de la operación criminal, llamado «señor K», a quien ya tienen identificado.

La investigación sigue en curso.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)