Anoche se vivieron momentos de terror en la paradisiaca playa de Copacabana, el representativo sitio turístico de Río de Janeiro, Brasil, debido a un atropellamiento masivo.

Un conductor, identificado como Antonio Almeida Anaquim, de 41 años, arrolló con su vehículo a 17 personas, dejando un saldo de 16 lesionados y un muerto, siendo éste un bebé de apenas 8 meses de nacido.

La Policía de Río de Janeiro ha informado que el responsable de la tragedia no estaba bajo los efectos del alcohol ni de ninguna droga, pero que sí le había sido retirada la licencia hace tiempo por exceso de multas.

Almeida señaló a las autoridades que perdió el control del vehículo al sufrir un ataque epiléptico, confirmando la Policía que en efecto padece esa enfermedad al verificar documentos del conductor y encontrar medicamentos para ese padecimiento dentro del auto.

Las autoridades señalaron que el conductor será acusado de homicidio culposo, por lo que podrá seguir su proceso penal en libertad.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)