La Fiscalía de Paraguay comenzó el día de hoy las investigaciones sobre las presuntas torturas que realiza el personal penitenciario a los internos del penal de Emboscada.

Se dice que los guardias golpean a los prisioneros con sus armas de fuego y objetos contundentes e incluso uno de los recluidos perdió un ojo por ser supuestamente atacado.

Representantes del Ministerio Público se presentaron el día de ayer en dicha prisión para recopilar evidencias sobre lo ocurrido, registrando los casilleros y las pertenencias de los guardias que presuntamente están implicados en las torturas.

En el interior de uno de los casilleros de los guardias, los fiscales encontraron “un cable grueso de aproximadamente 50 centímetros de largo y tres garrotes que fueron elaborados con material duro.

Los hechos sucedieron presuntamente en la zona destinada para presos en aislamiento entre el 1 y el 7 de enero, donde habrían ocurrido incidentes entre guardias y reos.

La prisión de la Emboscada cuenta capacidad para 9 mil 511 presos, pero actualmente cuenta con una población de 13 mil 607, según las estadísticas del Ministerio de Justicia.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)