Como producto de un doble atentado en Irak, al menos 38 personas murieron y otras 100 resultaron heridas en Bagdad, capital de dicho país.

El ataque ha sido catalogado como el más grave desde que el Gobierno iraquí anunció su victoria sobre el Estado Islámico el pasado diciembre.

Según las autoridades, las explosiones se produjeron de forma simultaneas por dos terroristas suicidas con cinturones explosivos.

Los atacantes detonaron las cargas que llevaban encima de forma secuencial, siendo afectadas las personas que esperaban la llegada de empleadores que ofrecen trabajo temporal.

Las víctimas mortales son obreros y civiles que pasaban por casualidad por la plaza, pero entre los heridos sí hay varios policías, según la fuente.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)