Los familiares de las víctimas de los escuadrones de la muerte que operaban en el régimen de Alberto Fujimori, aseguraron que después de enterarse del indulto se sintieron traicionados y con un gran sentimiento de injusticia y dolor.

Además, calificaron la decisión del actual presidente de Perú, Pablo Kuczynski, como algo ilegal, por lo que la impugnarán ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Fue en conferencia de prensa donde los familiares estuvieron acompañados de sus representantes legales y recalcaron que tantos delitos que cometió Fujimori no pueden pasar sin conocer la justicia y lamentaron que el exmandatario haya pedido perdón cuando tuvo demasiado tiempo para pedirlo.

Carlos Rivera, representante legal de los familiares, especificó que la primera irregularidad es que se trató de un indulto político y no humanitario, como lo argumentó Kuczynski.

Igualmente, el litigante dijo que es lamentable que Fujimori haya alcanzado su libertad gracias a que su hijo Kenji evitó que el actual presidente fuera sustituido de su cargo por supuestos delitos de corrupción.

“Nos sentimos traicionados, sentimos que no hay justicia, para nosotros no existe”, dijo entre lágrimas Rosa Rojas, quien perdió a su marido y su hijo de ocho años.

“Esta Navidad fue la peor (…) Hay una traición hacia nosotros, yo he votado las dos veces por él (Kuczynski) en la primera y la segunda vuelta. Yo creí en él”, añadió Rojas, quien logró salvarse de la matanza de Barrios Altos, ocurrida el 3 de noviembre de 1991.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)