El magno proyecto del Tren Bioceánico, propuesto por Bolivia y encabezado por el presidente Evo Morales, continúa generando asombro y reconocimiento a nivel internacional.

La obra implica la conexión entre los océanos Pacífico y Atlántico a través de una ruta ferroviaria, la cual es considerada por la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) como el “proyecto más ambicioso de la historia” del país.

En total serían 3 mil 755 kilómetros de vía que pasarán por tres países en lo que ya es conocido como el “Canal de Panamá sobre rieles” y catalogado por muchos como una de los mayores planes de infraestructura del siglo.

Se contempla que el corredor ferroviario parta del puerto de Santos, Brasil, ingresando posteriormente a territorio de Bolivia mediante varios municipios y La Paz, para después entrar en Perú y terminando su recorrido en el puerto de Ilo.

Con esta obra, Brasil podrá tener oportunidad de realizar exportaciones al mercado asiático, Perú al europeo, mientras que Bolivia podrá tener acceso al mar en tanto se resuelve la demanda marítima que mantiene con Chile.

También países como Paraguay, Argentina y Uruguay se beneficiarán a través de conexiones ferroviarias, logrando con esto una integración de la región.

Se estima que para 2021 el Tren Bioceánico comience a operar con una capacidad para trasladar hasta 10 millones de toneladas de mercancía al año.

Cabe destacar que los implicados en este proyecto no son sólo naciones latinoamericanas, pues se contará con el apoyo de países europeos.

En efecto, el presidente Evo Morales aprovechó su gira por Europa para visitar Suiza y firmar acuerdos de cooperación para la construcción del Tren Bioceánico con el Gobierno de ese país.

Además, el mandatario boliviano sostuvo encuentros con empresarios ferroviarios suizos y alemanes, así como Rainer Bomba, ministro alemán de Transporte, para escuchar sus opiniones sobre el proyecto.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)