El delantero estrella de la selección de futbol peruana, Paolo Guerrero, ha sido suspendido un año por la FIFA luego de dar positivo por consumo de cocaína y esto significa que no podrá jugar el Mundial de Rusia 2018.

La suspensión será tomada en cuenta desde el pasado de 3 de noviembre y Guerrero no podrá participar en ningún partido de ningún torneo.

Por su parte, el delantero estrella de la selección peruana, aseguró que apelará la decisión de la FIFA en la Corte de Arbitraje del Deporte.

Guerrero fue uno de los goleadores de Perú en las recientes eliminatorias mundialistas, ya que anotó cinco tantos.
La FIFA lo suspendió provisoriamente mientras investigaba el caso, lo que le impidió jugar en el repechaje contra Nueva Zelanda, ganado por Perú.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)