Foto: especial.

El futuro de Luiz Inácio Lula Da Silva, expresidente de Brasil, se definirá el próximo 24 de enero, ya que se ha fijado para ese día el juicio en segunda instancia en su contra.

Durante ese proceso, el Tribunal Regional de la Cuarta Región resolverá la apelación presentada por el político brasileño, para determinar si se ratifica la sentencia en su contra.

Dicha condena consiste en 9 años y medio de prisión, por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero, pena que de serle aplicada anularía sus aspiraciones presidenciales de cara a las elecciones de 2018.

Los delitos que se le adjudican a Lula tienen relación con desvíos millonarios de recursos públicos, procedentes de la empresa paraestatal Petrobras.

Cabe señalar que a pesar de este escándalo legal, la popularidad de Lula sigue siendo notable, colocándolo en el primer lugar de preferencias de cara al proceso electoral que se realizará en octubre de 2018.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)