El parlamento de Uruguay aceptó de manera unánime la ley que restringe la práctica de la perforación hidráulica (fracking) por cuatro años.

El pasado mes de agosto, la organización Libre de Megaminería le insistió al parlamento de aquel país prohibir el fracking debido al temor que las empresas estadounidenses que radican en Uruguay pudieran realizar esta práctica sin medida.

Dicha compañía es Schuepbach Energy International y se dedica a la exploración de hidrocarburos en las entidades de Paysandú y Salto.

Igualmente, esta organización alertó sobre los riesgos de contaminación por los productos químicos que se usan para poder extraer el petróleo.

“Aprobamos un proyecto sobre el fracking en Uruguay, nos quedó sabor a poco pero es un paso adelante y ganamos tiempo para seguir accionando en pos del resguardo del Acuífero Guaraní y de nuestra verdadera riqueza: el agua”, aseguró la senadora del opositor Partido Nacional, Carol Aviaga.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)