Un niño chileno pidió a la justicia que su padre pudiera pasar la Navidad para ir de campamento con él… y las autoridades le cumplieron la petición.

El pequeño Fernando mandó una carta al Juzgado de Letras y Garantía donde explicaba que su único deseo era poder ir de campamento con su padre y que tenía un promedio escolar de 6.3 ya que en Chile el mayor es de 7.

El padre de este niño cumple dos condenas de arresto domiciliario por manejar en estado de ebriedad y es monitoreado con una tobillera electrónica.

El juez con nombre, Eduardo Fritz, le concedió el deseo a Fer, ya que su papá no cometió un delito tan grave y le contestó la carta al menor notificándole la decisión el 22 de diciembre.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)