El asesinato del joven Eduardo Mathías Correa, de 18 años de edad, ha causado indignación en todo Paraguay, ya que era monaguillo y trabajaba como voluntario en la Parroquia Domingo Savio.

Según un amigo que lo acompañaba al momento de su asesinato, los delincuentes lo sorprendieron con un arma blanca y le exigieron su celular.

Correa se negó, por lo que inició el forcejeó hasta que recibió una puñalada a la altura del corazón.

“Por un maldito celular, que encima no llevaron, lo dejaron tirado ahí, y con eso pedí auxilio a la Policía”, relató el testigo quien prefirió el anonimato.

Sin embargo, el joven todavía contaba con signos vitales y fue trasladado a un hospital de la localidad.

La situación se complicó pues le negaron la asistencia médica, por lo que tuvo que ser llevado a otro centro médico, falleciendo en el traslado.

Por su parte, el padre del ahora fallecido denunciará a la institución médica que le negó la ayuda a su hijo, bajo el argumento de omisión de asistencia.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)