Foto: especial.

Dos ciudadanos venezolanos llamados Franqui Francisco Flores de Freitas y Efraín Antonio Campos Flores fueron sentenciados en Estados Unidos a pasar 18 años en prisión, por el delito de narcotráfico.

El detalle es que estas dos personas no son dos venezolanos comunes, ambos son sobrinos del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Los «sobrinos incómodos» intentaron introducir a territorio norteamericano un total de 800 kilógramos de cocaína, por los cuales recibirían 20 millones de dólares.

Los sobrinos directos de la esposa de Nicolás Maduro fueron detenidos desde 2015 por la DEA, pero hasta apenas ayer se les logró dictar sentencia.

Por su parte, el abogado defensor de los venezolanos criticó la sentencia, expresando que se trataba de una especie de venganza de Estados Unidos hacia Venezuela.

El juez del caso, Paul Crotty, indicó que los sobrinos de Maduro “no son los narcotraficantes más astutos que jamás existieron”, agregando que parecían «más preocupados por el impacto en su familia que por haber violado la ley en Estados Unidos”.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)