Cinco mujeres colombianas que sufren de ceguera utilizan su desarrollado sentido del tacto para detectar casos de cáncer de mama en la entidad de Calí.

Estas personas fueron instruidas en 2015 con un método implementado por el médico alemán, Frank Hoffmann, quien aseguraba que los no videntes tenían facilidad para detectar nódulos que pueden ser la manifestación de la enfermedad.

“Estamos rompiendo un paradigma de que la gente no crea que (porque) tenemos una discapacidad entonces no podemos pensar o ser autónomos”, afirma Francia Papamija, de 35 años, quien perdió la visión a los siete por un desprendimiento de retina.

Incluso, en el hospital encontraron que los chequeos realizados por las auxiliares invidentes obtuvieron resultados “mejores” que los de una evaluación habitual.

Esto se debe a que una persona no vidente podría hallar nódulos de hasta ocho milímetros, mientras que una persona normal de entre 15 y 20 milímetros.

Posteriormente, al detectar este tipo de masas se le notifica a un médico, quien, dependiendo el caso, ordena o descarta exámenes para confirmar el cáncer de mama.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)