La esperanza de una exitosa negociación para Bolivia en la demanda presentada ante la Corte Internacional de Justicia se mantiene para el gobierno del presidente Evo Morales, aun cuando el recién electo presidente chileno, en su anterior mandato, decidió detener el diálogo sostenido entre Bolivia y Chile sobre la posibilidad de dar una salida al mar al país andino.

El vicepresidente, Álvaro García Linera, ha sostenido que se encuentran en una posición de completa apertura frente presidente chileno para comenzar las discusiones sobre una salida soberana al mar de Bolivia, en que tendrán el reto de encontrar el escenario óptimo para que el encuentro sea beneficioso.

La demanda presentada por el gobierno con residencia en La Paz, es una invitación a la negociación y no solamente una simple disputa territorial. Bolivia insiste en que la hermana nación chilena se siente a dialogar para una resolución favorable entre ambos países.

El Gobierno de Evo Morales, firme en la demanda, avanza en el intento de evitar que Chile reitere su posición histórica de negociación infructuosa. Por ello, la importancia y relevancia del fallo de la Corte Internacional de Justicia, pues a partir de este documento se definirá el rumbo de las negociaciones.

Se espera que el fallo del Tribunal de La Haya se de en el último trimestre de 2018, por lo que existe la posibilidad de que no se presenten grandes cambios en las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)