La expresidenta argentina, Cristina Krichner, aseguró que es víctima de una persecución política y catalogó como una violación del Estado de derecho que se le haya girado una orden para procesarla con prisión preventiva.

“Estas medidas degradan más a la justicia argentina y señalan al gobierno del presidente, Mauricio Macri, como un verdadero responsable de una organización política que persigue a la oposición”, lamentó Krichner.

Hoy por la mañana, el juez Claudio Bonadio procesó y ordenó detener a la expresidenta, además de otros exmiembros de su gobierno por ser presuntos culpables de traicionar a la patria.

Sin embargo, la expresidenta no descartó acudir a los tribunales internacionales para denunciar dicha situación de que se le acuse de tal delito, ya que sólo puede producirse si su país está en guerra.

Este caso se abrió debido a que Krichner es señalada por presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a una mutua judía de Buenos Aires en 1994.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)