Foto: especial.

Un clima social tenso y brotes de violencia se han presentado en Honduras, ante la cerrada elección presidencial realizada el pasado domingo.

Este jueves grupos antimotines de la Policía hondureña reprimieron varias manifestaciones de los simpatizantes del candidato opositor Salvador Nasralla.

El choque más fuerte se dio en las inmediaciones del Tribunal Supremo Electoral en Tegucigalpa, en donde dispersaron a varios manifestantes con gases lacrimógenos.

Las autoridades electorales de ese país centroamericano aún no han terminado de hacer el recuento de votos, pero la diferencia entre ambos contendientes es demasiado cerrado.

Los resultados preliminares indican la victoria del actual presidente Juan Orlando Hernández, con 42.68 por ciento, mientras que el candidato opositor Salvador Nasralla le sigue con el 41.60 por ciento, estando escrutadas el 90.40 por ciento de las actas escrutadas.

Nasralla ya anunció que no reconocerá los resultados electorales, por lo que se estima que continúe la inestabilidad en el país.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)