Foto: especial.

Los horrores producidos por la constante actividad nuclear con fines bélicos de Corea del Norte han sido revelados.

21 desertores del régimen norcoreano brindaron un panorama preocupante de lo que sucede en el país gobernado por Kim Jong-un, el cual fue publicado por el diario de Corea del Sur ‘Chosun Ilbo’.

Estas personas habitaban cerca de la base militar Punggye-ri, zona en la que se han realizado las cinco pruebas nucleares.

«Los bebés nacidos en los hospitales locales presentan deformidades», reveló uno de los ciudadanos norcoreanos.

Otros testimonios indican que cerca del 80 por ciento de los árboles de la zona de pruebas y sus alrededores han muerto, además de que se han extinguido especies de flora y fauna.

Por otro lado, los pozos de agua de esas localidades se han secado por completo.

Estas personas también denuncian que al momento de realizar las pruebas nucleares solo son alertados y evacuados los familiares de militares, a quienes llevan a refugios bajo tierra, mientras que el resto de la población civil no tiene ninguna protección.

Además de lo anterior, a las personas que viven en las zonas cercanas a las pruebas nucleares no se les permite salir de sus localidades, de lo contrario son enviados a campos de prisioneros.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)