El Gobierno de Nicolás Maduro ha considerado ilegales las protestas públicas o externar cualquier opinión que rete su mandato.

El día de ayer fue aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente la Ley contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia, esto quiere decir que desde ahora es un crimen manifestar desacuerdo de manera pública, pues las penas van desde 10 hasta 20 años de prisión para quien desobedezca.

Esto incluye realizar cualquier protesta política, publicar una fotografía impactante en la portada de un diario e incluso viralizar contenido en redes sociales en contra del gobierno.

La “Ley de Odio” también podría afectar a los políticos venezolanos porque la legislación establece removerlos si “promueven el fascismo” y si no tienen un comportamiento adecuado al texto legal.

Esta medida fue recomendada por Nicolás Maduro, quien después de cuatro meses de protestas en contra de su mandato, calificó este hecho como un movimiento de odio contra su persona.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)