Las autoridades brasileñas iniciaron una investigación después de que el presidente municipal de Sao Paulo propuso dar alimentos a punto de caducar a los niños en las escuelas.

A estas comidas les llaman “farniata”, las cuales están hechas de sobras deshidratadas y tienen una textura de palomita de maíz.

Aunque existen dos tipos de este “platillo”, pues uno se disuelve en la boca mientras otro se come al momento.

La realidad es que la polémica en Brasil se intensifica por esta controversia debido a que muchos consideran que no es una medida adecuada, el alcalde de Sao Paulo, Joao Doria , asegura que así se erradicará la hambruna.

Sin embargo, las autoridades locales no cuentan con estadísticas de personas que sufren hambruna, por lo que no se sabe cuántos niños se beneficiarían con este tipo de alimentos.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)