Un caso más de abuso sexual infantil ha conmocionado a Ecuador, se trata de un menor de 8 años que fue agredido en varias ocasiones por el conductor del transporte de la escuela en la que cursaba sus estudios, ubicada en el norte de Guayaquil.

Ante las amenazas, el niño no le comentó nada a sus padres hasta un año después, cuando empezó a manifestar diversos problemas de salud; las conclusiones de los análisis médicos indicaban que estaba contagiado con VIH y se encontraron las lesiones físicas producto del abuso sexual.

Este caso fue denunciado en 2014, pero no fue sino hasta este día que salió a la luz, ya que los abogados Pedro Granja y Abdalá Bucaram de la Federación de Abogados del Ecuador asistirán al menor en el proceso legal.

Según Bucaram, el padre del niño se acercó a él para pedirle ayuda ya que estaba en desacuerdo con la lentitud del proceso, ya que a 3 años de la denuncia apenas se ha hecho la audiencia de llamamiento a juicio, además de que el agresor aún continúa en libertad, puesto que solo se le dictaron medidas cautelares como no acercarse a la víctima y no salir del país.

Por su parte, Pedro Granja señaló que el niño no contaba con abogado por falta de recursos económicos y que trabajará para que se haga justicia, a través de un «proceso penal de tercera velocidad».

Los abogados temen que haya otros casos similares, puesto que confirmaron que el agresor tiene VIH desde el año 2008.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)