Un niño de siete años murió luego de que un caimán lo atacó cuando se bañaba junto con otros jóvenes en un río selvático de la región central de Bolivia.

Autoridades informaron que el menor se encontraba con sus hermanos y primos cuando el animal lo mordió y lo arrastró al fondo del río.

El cuerpo fue recuperado horas después con los brazos y las piernas cercenadas, declaró Iván Tapia, comandante de la Policía de Villa Tunari, una comunidad ubicada a 300 kilómetros de la capital La Paz.

El funcionario indicó que el cadáver del menor presentaba heridas punzocortantes en todo el tórax, algo “característico de mordedura de este animal salvaje”.

Agregó que el niño estaba de espaldas al momento del ataque. Sus acompañantes lograron escapar.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)