Una mujer que pesa 150 kilogramos es acusada de asesinar a su sobrina de 9 años cuando se sentó arriba de ella para castigarla, informaron las autoridades en Florida.

La presunta asesina es identificada como Verónica Green Posey de 64 años de edad, publicó el periódico The Pensacola News Journal.

Después de una llamada a los servicios de emergencia, paramédicos y alguaciles acudieron al domicilio de la familia que se ubica en Pensacola.

Posey le aseguró a las autoridades que se sentó sobre Dericka Lindsay como castigo “porque estaba fuera de control”.

Cuando la mujer de 150 kilogramos se levantó, la niña ya no estaba respirando por lo que ella misma llamó a los servicios de emergencia.

Por otra parte, los padres de la niña también están acusados de descuidos de un menor.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)