El gobierno de Francia va a lanzar una ley para penalizar el acosos sexual hacia las mujeres en la calle, además de alargar los periodos de prescripción en el delito de la violencia sexual a menores, por lo que podría pasar de 20 a 30 años en prisión.

La secretaria de Estado de la Igualdad entre Hombres y Mujeres, Marléne Schiappa, fue la que dio a conocer la noticia en entrevista para el diario La Croix y aseguró que su argumento es “no dejar que el acoso se vuelva algo normal”.

«Personalmente creo que todos sabemos intuitivamente que hay una barrera. Que soltar un piropo o silbar no es acoso, pero que seguir a una mujer por la calle con insistencia sí lo es. En esta situación, hay una forma de intimidación», añadió la funcionaria.

Schiappa dijo que ya le ha asignado a cinco parlamentarios de diferentes partidos que comiencen a trabajar para “decretar los límites” de lo que se considerará prohibido por la ley a partir del año próximo.

Además, expuso que se pretende alargar los periodos por prescripción por delitos sexuales contra menores porque muchas víctimas necesitan tiempo para acudir a la justicia a denunciarlos.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)