La oposición venezolana denunció que sus centros de votación fueron cerrados y reubicados, han recibido insultos y han sido agredidos supuestamente por grupos oficialistas al acudir a ejercer su voto para renovar a los gobernadores.

En este caso fue el candidato opositor a la gobernación del estado de Miranda, Carlos Ocariz y el diputado Miguel Pizarro quienes señalaron las agresiones al acudir a votar al barrio popular de Petare.

Al momento de salir de la casilla, Ocariz fue supuestmente víctima de grupos oficialistas que comenzaron a lanzarle objetos e intentaron golpearlo.

A su vez, Pizarro también fue objeto de empujones y golpes de oficialistas que lo critican por haber sido una cara visible de las protestas contra el gobierno, que entre abril y julio dejaron más de 100 muertos.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)