Los cuerpos policiales de Tlaxcala, estado ubicado en el centro de México, se movilizaron ante reportes ciudadanos que indicaban que una mano salía por debajo de la cajuela de un coche.

Temiendo un posible caso de secuestro o que se tratara de un cadáver, las autoridades iniciaron una persecución hasta que lograron ubicar y detener al conductor del vehículo en cuestión.

El detalle es que (afortunadamente) no se trataba de una mano real, sino de una extremidad de plástico, la cual fue colocada de esa manera como una broma con motivo de Halloween y del Día de Muertos que se celebrará el 2 de noviembre.

Las autoridades realizaron una revisión a profundidad del vehículo y no encontraron ninguna irregularidad, por lo que le permitieron al conductor continuar con su camino.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)