El presidente colombiano Juan Manuel Santos, anunció hoy la cuantiosa recompensa para cualquiera que ofrezca información que ayude a capturar a los líderes disidentes de las FARC a quienes se les acusa del presunto asesinato de seis campesinos.

Según una de las versiones, en el departamento de Nariño (suroeste), se llevaba a cabo una protesta de cocaleros contra la erradicación de cultivos ilícitos cuando un ataque con ráfagas de fusil y explosivos no convencionales por parte de las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) acabó con la vida de los seis campesinos.

«La última información que me acaba de llegar es que hay seis muertos. Me habían dado esta mañana la cifra de cinco, pero aparentemente uno de los heridos murió recientemente. Ahora son seis muertos», expresó el el presidente de Colombia.

«Hay 19 heridos en este momento. Ese es el informe parcial que tenemos, la Fiscalía y nosotros, del número de personas fallecidas», agregó Santos una vez culminada la reunión del Comité de Revisión Estratégica e Innovación contra las Drogas Ilícitas.

«Yo personalmente hablé esta mañana en la madrugada con el fiscal que está a la cabeza de esta investigación, Luis González, y le pedí que por favor tuviéramos resultados lo más pronto posible para ver realmente qué fue lo que sucedió», dijo.

«Hemos identificado a dos individuos, que son los individuos que están al frente de estas organizaciones, un alias ‘Guacho’ y un alias ‘David’. Esos individuos (…) son objetivo de alto valor de la Fuerza Pública colombiana», expresó.

“Vamos a ofrecer una recompensa de 150 millones de pesos (unos 51.000 dólares) para cualquiera que nos dé información que nos lleve a la captura de estos dos individuos», declaró Santos.

El presidente colombiano anunció que envió al vicepresidente Oscar Naranjo a la zona de los hechos, un área apartada del departamento de Nariño.

«No vamos a permitir que ninguna organización criminal frustre una política que debe ser una política exitosa, que necesitamos que sea exitosa, de recuperar la legalidad en todo el territorio nacional y de sustituir los cultivos de coca por cultivos lícitos», sostuvo el estadista.

Los grupos disidentes de las FARC no firmaron el proceso de paz con el gobierno colombiano y continúan operando en varias zonas del país.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)