El terremoto de 8.2 grados en la escala de Richter que azotó el centro y sur de México la noche del jueves fue uno de los sismos más fuertes registrados en Latinoamérica.

El sismo es el de mayor magnitud que ha sacudido México, e igualo en intensidad del que aquejó a Jalisco en 1932 y que causó alrededor de 400 muertes.

Ambos temblores fueron superiores al que devastó la Ciudad de México en 1985 y que dejó 10 mil muertos.

El mayor seísmo del que se tiene registro en América Latina, y también en el mundo, fue el de 9.5 grados que golpeó en la comunidad de Valdivia, Chile, en 1960 y que produjo un tsunami que alcanzó las costas de Hawaii y Japón.

Dejó un saldo de 5 mil muertos.

A este le sigue un terremoto en Atacama, Chile, de magnitud 8.5 que tuvo lugar el 11 de noviembre de 1922.

El tercero más fuerte tuvo lugar en el sur de Perú el 23 de junio del 2001. Alcanzó los 8.4 grados en la escala de Richter.

Un total de cinco terremotos de magnitud 8.2 se han registrado en Latinoamérica en el último siglo: el primero de ellos el de Jalisco; el segundo tuvo lugar 8 años después en Perú; el tercero en 1950 en Antofagasta, Chile.

Posteriormente, en 1994 azotó uno en Perú y Bolivia y 20 años después, Chile sufrió un temblor similar.

Comments

comments

Deje su respuesta

  • (not be published)